Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Distocias en reptiles: Lagartos, serpientes y tortugas

Colapsar
X
Colapsar

  • Distocias en reptiles: Lagartos, serpientes y tortugas

    El siguiente artículo veterinario trata sobre las distocias en reptiles, concretamente en lagartos, serpientes y tortugas. Agradecer la colaboración de todos los alumnos de veterinaria - exóticos de la Universidad Alfonso X el Sabio que ceden su trabajo a MundoReptil.

    Introducción


    El 10% de los reptiles en cautividad sufren distocias anualmente, el 42% ocurren en serpientes, 39% en tortugas y 18% en lagartos, siendo más común en ovíparos que en vivíparos.
    Hembras primerizas y las que han tenido alguna distocia previa tienen predisposición a sufrir distocias.
    El huevo retenido pocas veces es fértil, sin embargo los huevos extraídos por oxitocina, pero que no estaban retenidos, sí que se pueden incubar, sobre todo en tortugas. Se han obtenido fetos viables a partir de salpingotomía.
    El pronóstico de supervivencia y fertilidad es favorable normalmente, aunque predispone a futuras distocias.

    Etiología


    Suele ser de origen desconocido, aunque la caquexia e incluso la obesidad, carencias nutricionales (hipocalcemia), manejo deficiente, temperatura inadecuada, la deshidratación, desórdenes hormonales, infecciones, cálculos urinarios, huevos deformes o aumentados de tamaño y defectos anatómicos del aparato reproductor son algunos de los factores predisponentes.
    Las distocias pueden ser obstructivas por la imposibilidad del huevo de pasar a través del oviducto o cloaca o no obstructivas.
    Se suelen hallar distintos microorganismos en las distocias, pero no está claro si causan ellos la distocia o si invaden beneficiándose de la distocia.
    Los reptiles en cautividad se vuelven sedentarios con pobre tono muscular y la ovoposición requiere un importante esfuerzo muscular por lo que la debilidad conllevará a distocias.

    Diagnóstico


    Serpientes
    En serpientes lo más frecuente es la retención del último o dos últimos huevos, pero que tras extraerlos tienen apariencia normal (puede deberse a la debilidad muscular).
    El diagnóstico se basa en historia previa de ovoposición y la visualización de una masa caudal en especies ovíparas.
    Debido al gran diámetro de las pitones, es difícil la detección visual del huevo retenido, por lo que es imprescindible el diagnóstico por palpación.
    En vivíparos es aún más difícil detectar la retención del feto. La gestación en serpientes es larga y la predicción del momento del parto es difícil, por lo que detectar problemas en el parto es difícil. El esfuerzo prolongado y prolapso de cloaca son indicativos de dificultad de paso del embrión.
    Los ultrasonidos no sirven para el diagnóstico de distocias, pero sí para determinar el estado del feto. Si se detecta que el feto está muerto, se extrae.

    Lagartos
    En lagartos también es frecuente observar una “impactación” por huevos cuando no come y sin embargo tiene el abdomen hinchado donde se puede observar el contorno de varios huevos. Estos signos son indicativos de gestación normal y lo único que se puede hacer para garantizar la correcta ovoposición es proporcionar un adecuado sitio de anidación.
    Los lagartos grávidos sanos dejan de comer y pueden deambular torpemente a veces, pero se mantienen activos y alerta, mientras si existe distocia, dejarán de responder a estímulos externos padeciendo depresión (tanto en serpientes como en lagartos).
    Aunque las serpientes soportan largos periodos de distocia, los lagartos suelen morir en varios días.
    Los lagartos pueden poner huevos incluso en ausencia de machos, siendo normalmente infértiles y frecuentemente retenidos.

    Quelonios
    La retención de huevos en quelonios es prácticamente imposible de detectar sin el uso de radiografías, incluso con ellas es difícil determinar si existe retención. Suelen provocar distrés respiratorio que se alivia con la celotomía.
    Si los huevos son anormalmente afilados, de cáscara demasiado gruesa, si presentan signos de depresión o esfuerzo o si la cloaca está inflamada, debe considerarse la extracción de los huevos.

    Tratamiento


    El tratamiento debe instaurarse en las 48 horas posteriores a observar el cese de la ovoposición o parto. Se han observado menos problemas posteriores y de supervivencia si se instaura el tratamiento inmediatamente en vez de tras esperar las 48 horas. La hembra puede terminar la ovoposición o parto de forma natural en estas 48 horas, pero es muy improbable que lo haga posteriormente a las mismas.
    Dependerá de la especie a tratar, tipo de distocia y la duración de la misma.
    El tratamiento básico es la aplicación de oxitocina 5-30 UI/kg intramuscular o intracelómico (1 UI/kg ha sido suficiente en tortugas) y calcio 500 mg/kg. Si el tratamiento no invasivo no funciona, se opta por una celiotomía.

    Serpientes
    Una de las maneras de solucionar la retención es empujar los huevos o embriones con un dedo a lo largo del vientre de la serpiente. Sin embargo, es posible provocar la ruptura del oviducto, prolapso del oviducto o incluso la muerte con este manejo. Por ello no es recomendable su aplicación.
    Si el huevo asoma por la cloaca, podremos usar este método para terminar de sacarlo, pero podemos causar la ruptura de huevos e incluso la muerte, por lo que se debe aplicar con mucho cuidado.

    La primera elección en tratamiento suele ser la de administrar hormonas pituitarias para estimular contracciones del oviducto como la oxitocina. Se suele dar una segunda dosis de oxitocina a los 20-60 minutos.
    Como el efecto de la oxitocina se ve influenciado por la temperatura, habrá que mantener al paciente en su temperatura corporal ideal.
    La oxitocina es más efectiva en las primeras 48 horas de distocia sobre todo en serpientes en los que la efectividad disminuye un 50% tras este periodo (en lagartos y quelonios sigue siendo muy efectiva).

    La vasotocina arginina es un análogo natural de la oxitocina al cual se ha demostrado que es diez veces más sensible el oviducto, pero es difícil de conseguir, cara e inestable. Se administra 0.01-1 µg/kg vía intramuscular o intracelómica.
    Estos dos fármacos aumentan la contractilidad del oviducto, por lo que están contraindicados en distocias obstructivas, en las cuales pueden causar desde la ruptura del huevo hasta la muerte del animal. Si observamos contracciones en el paciente, pero que es incapaz de expulsar el huevo o feto, no debemos administrar ni oxitocina ni vasotocina arginina.

    La ovocentesis percutánea en serpientes permitirá que el huevo disminuya de tamaño al extraer la yema de su interior, pero debemos tener cuidado de no contaminar la cavidad celómica con el contenido del huevo. De esta forma, le será más fácil expulsar el huevo. La aspiración se debe realizar lo antes posible para evitar que el contenido del huevo solidifique y consigamos extraerlo. La ovoposición se llevará a cabo en las próximas horas tras realizar la aspiración aunque puede durar hasta 48 horas posteriores. Para acelerar el proceso de ovoposición tras aspiración, puede administrarse oxitocina. Si no expulsa el huevo en las 48 horas posteriores a la aspiración, se aconseja la cirugía de extracción del huevo para evitar posibles infecciones o peritonitis por la posible salida del contenido del huevo a través del orificio en la cáscara por la aspiración. Este método se puede usar también cuando el huevo asoma por la cloaca, facilitando su salida, incluso extrayéndola mecánicamente.

    La cirugía es otra de las opciones. Para ello es necesaria la anestesia que además facilitará la relajación del oviducto y por tanto la palpación y posible extracción manual de huevo o feto (cuidado con causar prolapso y ruptura. Dependiendo del estado del oviducto y tejidos adyacentes, se realizará salpingotomía simple o múltiple, salpingectomía unilateral o bilateral ó ovariosalpingectomía unilateral o bilateral. No se podrá garantizar la supervivencia o futura reproducción del paciente hasta después de la cirugía.
    La intervención se suele realizar 1 o 2 filas de escamas por encima del huevo o feto retenido. Se deberán extraer todos los huevos o fetos contenidos por la misma incisión o si es necesario realizaremos nuevas incisiones. El oviducto se cerrará con una sutura absorbible. Si se producen adeherencias o existen daños en los tejidos, hay que extraer todo el tejido reproductor. Sin embargo, suel ser difícil acceder a todo el aparato reproductor.
    La salpingectomía suele ser habitual en distocias largas y especies ovíparas.

    Lagartos
    En lagartos se suele proceder haciendo una incisión ventral en línea media (librando siempre la vena central que se encuentra superficial en línea media) o incisiones bilaterales ventrolaterales.
    Distocias por 20-30 huevos retenidos suelen ser muy comunes en iguanas verdes por lo que es frecuente realizar la salpingotomía en esta especia.
    Si no hay intención de cruzar al lagarto de nuevo para la reproducción, está altamente recomendada la ovarisalpingectomía, disminuyendo así el tiempo de cirugía y previniendo la recurrencia de estos problemas.
    El pronóstico prequirúrgico en lagartos es peor que en serpientes puesto que el estado general de los lagartos con distocia es mucho peor que el de las serpientes, sin embargo, observaremos un gran cambio de actitud en los lagartos si la cirugía ha sido satisfactoria.

    Quelonios
    La cirugía en quelonios suele ser innecesaria debido a la gran eficacia de la oxitocina en esta especie. Sin embargo, si no surtiera efecto o el huevo estuviera malformado, aumentado de tamaño o roto, habrá que realizar un procedimiento quirúrgico. La cirugía es más complicada debido al caparazón y la recuperación es más lenta, observando cambio en la actitud varios días después. La cirugía puede ser a través del plastrón o por cavidad celómica entrando craneal al fémur.

    Referencias


    1. Douglas R. Mader, Reptile Medicine and Surgery. Ed. Saunders. Chapter 42.
    Archivos Adjuntos
      Está desactivada la publicación de comentarios.

    Latest Articles

    Colapsar

    • Anorexia en reptiles
      MundoReptil
      La anorexia es un síntoma, no es una enfermedad. La anorexia se puede definir como la falta de apetito, o falta de respuesta a la alimentación. Es un síntoma que puede estar acompañado de una amplia variedad de enfermedades infecciosas, metabólicas, condiciones de mantenimiento, manejo y, que puede aparecer debido a problemas de comportamiento. La anorexia puede aparecer en un reptil adquirido recientemente que nunca come o como resultado del cese de la alimentación en un animal que anteriormente tenía buen apetito. Es necesario realizar una buena e...
      26-03-13, 22:29
    • Signos reproductivos en lagartos: Esterilidad, mortinatos y distocia
      MundoReptil
      Artículo veterinario sobre la etiología de esterilidad, mortinatos y distocias en reptiles.

      Esterilidad

      Los machos y hembras pueden dejar de producir espermatozoides y óvulos, respectivamente, si se mantienen a temperaturas inadecuadas, niveles de humedad, o fotoperiodos no regulados. Muchas especies necesitan un período de brumación (hibernación) para aparearse con éxito. Se deben conocer los requisitos específicos de mantenimiento para las distintas especies ya que la temperatura demasiado baja del terrario puede desencadenar una enfermedad. ...
      23-03-13, 16:46
    • Diarrea en reptiles, diagnóstico y tratamiento
      MundoReptil
      La diarrea puede ser definida como la producción de cantidad excesiva de heces blandas o líquidas resultado del incremento de contenido en agua en las heces. La diarrea es un síntoma derivado de enfermedades y condiciones de manejo y no es una enfermedad en sí. Para la evaluación de la diarrea en los reptiles, primero hay que determinar que el paciente efectivamente tiene diarrea, a veces pueden llegar clientes con material fecal de sus reptiles pero es necesario determinar si el animal está produciendo o no diarrea. El material pueden...
      22-03-13, 15:34
    • Gota en reptiles
      MundoReptil
      El ácido úrico es un compuesto orgánico producto del metabolismo del nitrógeno y excretado por las heces, es el principal producto de desecho en reptiles. El ácido úrico se produce en el hígado y se excreta por los túbulos renales. La causa más frecuente de gota en reptiles es la insuficiencia renal. Cuando los niveles sanguíneos de ácido úrico alcanzan el punto de saturación, los cristales de ácido úrico precipitan en las membranas mucosas, el saco pericárdico, el miocardio, el hígado y los riñones. Con frecuencia existe un aspecto hinchado di...
      18-02-13, 09:40
    • Detección de patógenos en boas y pitones con y sin enfermedad respiratoria
      MundoReptil
      Autores: V. Schmidt, R. E. Marschang, M. D. Abbas, I. Ball, I. Szabo, R. Helmuth, B. Plenz, J. Spergser, M. Pees
      Traducción: Aitor Aparicio González Las enfermedades respiratorias en las serpientes son comunes en cautividad, pero hay poca información disponible sobre su etiología. Este estudio fue realizado para determinar la presencia de los agentes patógenos pulmonares asociados en las serpientes con y sin síntomas respiratorios y / o neumonía. En total, 80 serpientes de las familias Boidae (n = 30) y Pythonidae (n = 50) de 48 colecciones privadas y ...
      14-02-13, 19:11
    • Queratitis superficial proliferativa por Pseudomonas fluorescens en un dragón de agua chino (Physignathus cocincinus). Diagnóstico y Tratamiento.
      MundoReptil
      El dragón de agua chino (Physignathus cocincinus), reptil de la familia Agamidae, el macho adulto puede llegar a medir un metro de longitud y presenta unas glándulas muy marcadas en la zona inguinal que lo diferencian de las hembras.
      Es originario de los bosques de India, Sur de China y Sudeste asiático. Es un animal diurno, arborícola y normalmente se encuentran en zonas de lagos o riachuelos de agua fresca. Cuando se siente amenazado salta de los árboles a las zonas de agua más cercana y puede permanecer sumergido hasta 25 minutos.
      Es un animal solitario y su dieta consiste principalmente en insectos, algún pequeños mamífero o pez y en muy poca cantidad frutas y verduras. Vive en zonas de humedad entre el 60 y 80 % y de temperaturas entre 24 y 32 ºC.

      Caso clínico

      Se presenta en nuestra consulta un dragón de agua chino (Physignathus cocincinus) de 5 meses de edad aproximadamente. Lo han comprado hace 1 mes y sólo le dan de comer grillos. Vive en un terrario con una temperatura máxima según los dueños de unos 26-27 ºC (TZO en libertad 2831ºC), con luz ultravioleta y un recipiente para bañar...
      19-12-12, 12:59
    Trabajando...
    X